Circo que compró animales a Zoológico de Morelia tiene Negro Historial

Sección: 
Medio Ambiente

Por: Ernesto Méndez

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró que la venta de un hipopótamo, dos cachorros de tigre de bengala, un cachorro de león africano y un bisonte del Parque Zoológico Benito Juárez de Morelia al Circo Daniel Atayde, acusado de maltrato animal y de utilizar la marca registrada Atayde sin autorización, se realizó en estricto cumplimiento a la Ley General de Vida Silvestre (LGVS).

Destacó que en atención a una denuncia popular sobre afectaciones y presunto tráfico y comercio ilegal de especies, se corroboró que el Zoológico de Morelia cuenta con documentación (facturas o notas) que acreditan la legal procedencia de los ejemplares, requisito indispensable que marca la ley para su comercialización.

"El registro que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) otorgó a este establecimiento, le permite además de la exhibición de los animales, su aprovechamiento con fines comerciales, entre otros", señaló.

La Profepa reveló que la venta de los ejemplares de vida silvestre se realizó a la empresa Magic Circus, con registro DGVS-PIMVS-0158 DF-09, por un monto que el director del Zoológico de Morelia, Martín Zavala Mondragón manejó como un donativo de 120 mil pesos.

No obstante, fotografías tomadas por activistas del Comité Ciudadano por el Trato Ético de los Animales establecen que una camioneta del Circo Daniel Atayde se presentó el pasado 20 de enero para llevarse al hipopótamo, los tigres, el león y el bisonte.

El Circo Daniel Atayde acostumbra comprar animales a través de terceros, como quedó en evidencia el 17 de junio de 2008 cuando en un operativo de inspección realizado en sus instalaciones, la propia Procuraduría Federal de Protección al Ambiente constató que los planes de manejo y notas de remisión que amparaban la supuesta legal procedencia de los ejemplares estaban a nombre del Circo Carolina de Kenya, la empresa Promociones Aguilar y algunas personas físicas.

La visita en aquella ocasión se realizó a su paso por Hermosillo, Sonora luego de que un tigre de bengala atacó a un hombre, lo que puso al descubierto las irregularidades.

A través de un comunicado de prensa, la Profepa detalló que la comercialización de especies exóticas requiere de un aviso a la Semarnat, trámite que se llevó a cabo entre los meses de agosto y diciembre de 2013.

Agregó que en septiembre del año pasado, el Parque Zoológico Benito Juárez de Morelia fue visitado por inspectores federales para verificar la legal procedencia de mil 258 animales "y no se observaron deficiencias o irregularidades en albergues e instalaciones, y tampoco se detectó maltrato animal".

"Tras recibirse la denuncia popular por el presunto comercio ilícito de especies, inspectores de la Delegación de la Profepa en Michoacán acudieron al Zoológico de Morelia y levantaron un acta circunstanciada de los hechos con fecha 22 de enero", concluyó.

Denuncia

El Comité Ciudadano por el Trato Ético de los Animales denunció la venta de los ejemplares de vida silvestre del Zoológico de Morelia al Circo Daniel Atayde, “cuyo embarque ocurrió alrededor de las 11:00 horas del día 20 de enero de 2014”.

“Si bien estas transacciones pudieran ser legales, contravienen los principios de ética y bienestar animal, pues convierten el programa de cría en cautiverio que tiene el Zoológico de Morelia, en una fuente exclusiva de subvención que descarta cualquier programa de reintroducción de las especies silvestres a su medio natural”, señaló.

La agrupación con sede en Michoacán indicó de manera textual que no todos los cachorros vendidos al Circo Daniel Atayde sobrevivirán; “algunos sucumbirán al estrés que le ocasionen las crueles sesiones de entrenamiento donde se incluyen herramientas de castigo como los bullhoocks, el látigo, los electroshocks, las varas de castigo y los golpes”.

Los activistas abundaron que los animales no sólo estarán condenados a soportar el maltrato físico, el estrés de los largos trayectos en carretera en espacios reducidos, sino que vivirán durante años encerrados en pequeñas jaulas; jamás desarrollarán su comportamiento natural, lo que les provocará gran sufrimiento tanto físico como psicológico, llevándolos a desarrollar conductas anormales y zoocosis (neurosis).

Afirmaron que con la venta de estos ejemplares, queda en evidencia que el Zoológico de Morelia considera a los animales que posee como simple mercancía, como objetos de exhibición que generan “entradas” y por ende ganancias económicas.

Negro historial

A principios de marzo de 2013 y luego de una campaña que se volvió viral en redes sociales, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente rescató a Morelia, una hembra de león africano que durante 20 años sufrió de abusos y maltrato en el Circo Daniel Atayde.

Morelia aparecía en el escenario junto al "Guapísimo Tarzán", hombre de pelo largo y torso desnudo que llevaba consigo un garrote, que dejaba caer con toda su fuerza sobre el cráneo de la leona con el fin de lograr su completa obediencia.

Cuando los inspectores federales aseguraron a Morelia, en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco se encontraba flaca hasta los huesos, con laceraciones en la piel, desnutrición grave, deshidratación, atrofia en su pata derecha por descalsificación severa y la extracción que hicieron de sus garras, así como una cicatriz profunda en la parte frontal de la cabeza.

Junto con la leona fueron confiscadas también una hembra de tigre de bengala llamada Selva, una boa constrictor, bautizada como Boatriz y Lisa, una mono araña, con evidentes signos de tortura, además de que los dueños del espectáculo, no contaban con documentación que acreditaran su legal procedencia.

Alejandro del Mazo Maza, subprocurador de Recursos Naturales de la Profepa prometió mano dura contra el Circo Daniel Atayde, sin embargo, a casi 10 meses de lo ocurrido, no sólo no hay ninguna sanción por este caso que fue condenado por miles de usuarios a través de cuentas de Facebook y Twitter sino que el Circo Daniel Atayde, utilizando la razón social Magic Circus, adquirió nuevos ejemplares.

Según la legislación ambiental, la multa que se debe aplicar a los responsables va de los 50 a los 50 mil días de salario mínimo, así como el decomiso definitivo de los ejemplares y la revocación del registro para operar como circo.

Desde aquel entonces, Federico Serrano Díaz, director de Difusión del Circo Atayde Hermanos deslindó a la empresa de estos hechos que calificó como espeluznantes e inhumanos.

Explicó que Daniel Atayde seguramente es un primo, sobrino o tío de la familia, pero que no tiene derecho a utilizar el apellido, porque es una marca registrada, aunque la autoridad no hace nada para evitarlo.

“En este momento hay 20 circos Atayde pirata en la República Mexicana, que le ponen un nombre propio y Atayde y luego otra cosa, o nada más Atayde con ‘i’ y la gente se va con la finta”, afirmó.

(Excélsior)

Reportajes sobre maltrato animal y circos, con el caso de Morelia:

http://www.algoqueinformar.com/circos-lucran-dolor-salvaje

http://www.algoqueinformar.com/las-rejas-del-circo-a-la-libertad

http://www.algoqueinformar.com/activistas-piden-abolir-la-esclavitud-cir...

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.