Berrendo lucha por la supervivencia; 55 crías nacieron al iniciar temporada de reproducción

Berrendo
Sección: 
Medio Ambiente

En la península de Baja California, la temporada de nacimientos de berrendo peninsular (Antilocapra americana peninsularis), inició y hasta el momento se han contabilizado más de 55 crías que son amamantadas por sus madres.
 
Esta subespecie, considerada en peligro de extinción dentro de la Norma Oficial Mexicana 059, recupera paulatinamente su población, como resultado de la colaboración entre la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Espacios Naturales y Desarrollo Sustentable (ENDESU), el Proyecto GEF Especies en Riesgo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), empresa Exportadora de Sal S.A. de C.V y los dueños de los ejidos en los que se recupera y desarrolla libremente esta especie.
 
Los berrendos suelen experimentar partos gemelares; al nacer pesan alrededor de 2 a 3 kilogramos, y alrededor de los tres meses de nacidos, son destetados por sus madres para continuar con una dieta a base de flores, brotes tiernos de hierbas y arbustos silvestres, dentro de la estación de reproducción “Llano del Berrendo” en Baja California, y la estación La Choya en Baja California Sur.
 
Se espera que hacia mediados del mes de abril, las hembras reproductivas gestantes hayan dado a luz en su totalidad, coincidiendo ésta, con una excelente temporada gracias a las lluvias de invierno, que han preparado el marco ideal para darles la bienvenida.
 
El Programa de Recuperación del Berrendo Peninsular (PRBP) y su hábitat inició hace 20 años (1998-2019), cuando la subespecie se encontraba al borde de la extinción, y a partir de la captura de un pequeño hato inicial de ejemplares silvestres.
 
Desde entonces, las medidas tomadas para llevar a cabo este programa, han permitido un incremento de su población por arriba de los 500 ejemplares, mismos que son manejados de forma diferenciada (Manejo intensivo, manejo extensivo y vida libre), para lo que Ejidos como El Costeño y Benito Juárez, entre otros, han comprometido una superficie de 54 mil hectáreas de hábitat, destinando el sitio para uso exclusivo del berrendo y la vida silvestre.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.